La Asociación de padres y madres de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales (Ampgyl) celebra sus jornadas anuales este fin de semana en Valencia, una buena oportunidad para hacer un llamamiento a la sociedad de que la homosexualidad no está tan aceptada como “frívolamente”, así opina la presidenta de la asociación Esther Nolla. La activista recordó que estudios recientes demuestran que “maricón” se ha convertido en uno de los insultos más recurrentes en los colegios.   “Como entidad pedimos que nuestros hijos e hijas disfruten de una infancia, adolescencia y juventud segura, y queden garantizados en todos los casos el derecho a la educación, la salud y a la vida”, aseguró la presidenta.

La delegada de Ampgyl en Valencia, Lola Domínguez, advierte además de la responsabilidad que tienen las familias en el aislamiento de muchos jóvenes LGTB. Domínguez explicó que el origen del conflicto es que, a priori, todos los padres cuando van a tener un hijo presuponen que será heterosexual y, la mayoría, los educa sin tener en cuenta que no siempre la realidad es esa.

Estos jóvenes “están solos porque se encuentran con que sus padres no saben” que es gay. “Y esto es muy serio y grave porque tienen una fragilidad tremenda a esa edad”. “Hay muchas veces que los niños no entienden el rechazo, que no saben lo que está ocurriendo, que no saben decir que es gay”, asegura Domínguez.

Este fin de semana, entre otras, discutirán de diversas cuestiones: “¿Cómo perciben los padres y las madres la diversidad afectiva?”; “La pluma y otros estereotipos”, “Diversidad sexual y adolescencia: conceptos básicos y estado de la cuestión”…

Entre sus proyectos, la asociación quiere crear una red de escuelas y casas donde puedan acudir a aquellos menores LGTB que estén en situación de riesgo a causa de su orientación sexual o identidad de género. Piden además que se les tenga en cuenta a la hora de diseñar los planes educativos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...