“Su atuendo es demasiado sexy y erótico”, explica un portavoz de la policía a diversos medios locales para justificar que se haya ordenado suspender el concierto de Lady Gaga en Yakarta, capital de Indonesia, el país musulmán más poblado del planeta, después de que la cúpula islamistas la calificara como “satánica”.

Una de las facciones más conflictivas, el Frente de los Defensores del Islam (FPI), había prometido reunir a “30.000″ manifestantes en Yakarta para impedir que Lady Gaga “extienda su fe satánica”. “Estamos muy contentos de que la policía haya impedido que esta destructora de la fe venga al país”, declaró el presidente del Frente, Habib Salim Alatas. “Desde luego, nos oponemos a ella. Sólo lleva ropa interior y un sujetador. Es muy peligrosa para las jóvenes generaciones. Ella misma dice que es la mensajera del diablo”.
Pese a que alrededor del 85 por ciento de los 240 millones de habitantes de Indonesia profesa el Islam, ya habían sido vendidas unas 60.000 entradas para el concierto que la diva tenía previsto ofrecer en el estadio Bung Karno de Yakarta, el mayor por capacidad de su gira asiática.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...