Erik Rhodes, estrella exclusiva de Falcon, era conocido en la industria no solo por su cuerpo de culturista, sino también por su entrega a la profesión y por su calor humano. Fue encontrado muerto la pasada madrugada en su apartamento de Nueva York, se cree que víctima de un ataque cardiaco, aunque parece que murió mientras dormía.

 El actor, que hace pocos días había celebrado su fiesta de 30 cumpleaños, tiene entre sus títulos más conocidos: “The Farmer’s Son,” “Beefcake,” “Ivy League,” “Asylum,” “Afterparty,” “The Pledge Masters,” “The Velvet Mafia” y “Best Men”.

 Rhodes no ocultó sus problemas con las sustancias dopantes en su blog y tampoco con ciertas adicciones como las pastillas y el alcohol. “Voy a pasar el fin de semana en Chicago… a ver si consigo mantenerme sobrio”, asegura en una de las entradas. En otra da las cantidades que está ingiriendo para mantener su cuerpo en forma: “Mi ciclo en este momento … 3000 mg de enantato, 2500 mg de nandrolona y 300 mg de acetato de trembolona con hormona de crecimiento humano 5 UI todos los días hasta que mi hígado resista”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...